Todo lo que veo es nítido como un girasol
Tengo la costumbre de andar por los caminos,
mirando para la derecha y para la izquierda…
Y lo que veo en cada momento
es aquello que nunca antes tenía visto.
Me siento nacida en cada momento,
para el descubrimiento del mundo que me espera.
Pienso en el mundo como una pequeña flor,
Así lo veo…no, porque piense en ella;
porque pensar es no comprender.
El mundo creo que no se hizo para pensar en él.
Yo no tengo filosofía: tengo sentidos.
Si hablo de la naturaleza,
no es porque sepa lo que ella es,
sino porque la amo y la siento.
Porque quien sabe, nunca sabe lo que ama,
ni sabe por qué se ama, ni lo que es amar.
Amar es la primera inocencia…
Y toda inocencia, no pensar…
Anuncios